Bajada via verde OjOs negros 12/08/2006

El sábado 12 de agosto de 2006, el Club de Muntanya la Carrerassa organizó una bajada en bicicleta por la vía verde Ojos negros. Esta vía va desde Barracas (Castellón) hasta Torres-Torres (Valencia) y consta de 70 kilómetros.

Los corredores fueron llegando al punto de partida, la plaza de las afueras de Figueroles, desde donde esperamos el autobús. Había gente de varias edades y de diversas localidades (La Foia, l'Alcora, Figueroles...).

Un total de 27 personas, 3 de las cuales venían como turistas, partieron hacia Barracas sobre las 7:45.

Llegamos a barracas sobre las 9:30, descargamos las bicicletas, preparamos nuestra indumentaria e iniciamos la bajada.

La mayoría de la bajada es cuesta abajo con poca inclinación, bastantes tramos llanos y alguna pendiente de subida de poca longitud. Apta para cualquier tipo de corredor, de cualquier edad e incluso en poco estado de forma.

La vía está en buen estado, en su mayoría asfalto viejo y con pocos tramos de piedra suelta. Los túneles, 15 en total, están alumbrados con lo que reduce el peligro de paso por ellos, además la temperatura en ellos es muy fresca, lo que nos reconfortó del calor que hacía. En algunas zonas también hacía viento cosa que hacía más llevadero el calor. Los puentes, 8 en total, dejaban ver más paisajes bajo las ruedas de la bici, verdes y cuidados.

Hacia mitad camino, entre 33 y 35 kilómetros, fueron llegando los corredores a Jérica, donde almorzamos con ganas devorando los bocadillos y la cerveza fría entre risas y anécdotas, acaparamos todas las sombrillas de la terraza en la que almorzamos.

Tras un buen almuerzo continuamos hacia Torres-Torres. Estando a mitad camino y con el estómago lleno, se veía de otro modo el resto de la bajada.

La segunda mitad de la bajada, fue similar a la primera, cada uno a su ritmo, disfrutando de los paisajes y encontrando a caminantes y ciclistas que disfrutaban también de esta vía.

Fuimos llegando los corredores al destino, Torres-Torres, poco a poco y haciendo un merecido refrigerio en un bar de esta localidad.

Bautizamos a un aventurado chaval como "piñofijo" por que tuvo el valor de hacer la bajada con una bicicleta de cross, no de montaña, sin cambios para adaptarse a las subidas y bajadas. Fue todo un mérito y recibió un buen aplauso cuando llegó a Torres-Torres.

En resumen, una vía asequible para cualquier estado de forma física, buen ambiente, buen tiempo y buena organización, no se puede pedir más. Los participantes esperamos repetir este tipo de actividad en breve.

Fotos de la bajada, cedidas por Jose Luis Tena Falomir, estuvo en la bajada con nosotros.

Para moveros por la página, utilizad los links de la parte izquierda.